Google+
Menú

Habilidades de lectura

"Un niño que lee será un adulto que piense."

lectura

En la actualidad casi todo el mundo sabe leer, pero son muy pocos los que desarrollan la habilidad de la lectura como herramienta para acelerar el aprendizaje. En el futuro, en tus próximos cursos, en la Universidad y en el trabajo, dominar la lectura es algo que te ahorrará mucho tiempo y te permitirá aprender, obtener los conceptos e ideas, de una manera más clara y permanente.

 

Estilos de lectura

Cuando hablamos de aprendizaje podemos definir tres estilos de lectura que utilizamos en diferentes situaciones:

1. Escaneo: enfoque específico

Esta técnica se utiliza cuando se busca algo concreto, por ejemplo una palabra en un diccionario, un nombre en la guía telefónica o un tema específico en internet. Moverás los ojos rápidamente por la página buscando las palabras, frases o números relevantes para la tarea que estás realizando.

Es útil para explorar textos y ver si te van a ser útiles o descartarlos de manera rápida::

  • la introducción o prólogo de un libro
  • los primeros párrafos de los capítulos
  • las palabras en negrita en páginas de internet

2. Silenciosa: obtener la esencia de algo

La técnica se utiliza cuando lees en internet, una revista o el periódico, buscando rápidamente los puntos principales. No interesa el detalle sino la idea o el concepto. Es útil para:

    • obtener una vista previa de un texto antes de leerlo en detalle
    • repasar o actualizar el aprendizaje de una materia después de haberla leido con detalle.

Utilice desnatado cuando usted está tratando de decidir si un libro en la biblioteca o librería es el adecuado para usted .

3. Lectura detallada: extracción de información de forma precisa

Utilizarás este estilo cuando necesites aprender algo a partir de un texto. Leerás cada palabra y cada frase con detalle.

El consejo antes de hacer una lectura detallada es que hagas primero una silenciosa para hacerte una idea de lo que vas a leer, la estructura del texto y los puntos claves.

La lectura activa

Cuando tratas de aprender algo debes estar involucrado con la lectura, mantener la concentración, hacer anotaciones e ir comprendiendo los textos. No se trata de leer una novela o una revista con la que pasar el tiempo libre.

Consejos para la lectura activa .

Subraya

Elije las palabras o frases más importantes de lo que está leyendo y márcalas. Te ayudará a mantener la concentración y una vez finalizado el estudio hacer un repaso rápido de lo aprendido.

Toma notas

Escribe notas que te ayuden a aclarar cualquier parte del texto. Definiciones, referencias, aclaraciones, ... cualquier cosa que te sirva para entender mejor lo que estás leyendo. Respeta los libros, pero recuerda que son tu herramienta para el aprendizaje y hay que sacarle el mayor partido.

Pregunta

Hacerte preguntas sobre lo que vas a leer te ayudará a seguir el texto con mayor interés, y a interpretarlo mejor. Las dudas te servirán de guía para el aprendizaje.

Resúmenes

Después de haber leído cada sección, haz un resumen con tus propias palabras. Te darás cuenta si los has comprendido, los puntos importantes que has pasado por alto y te servirá para repasar el tema antes de un examen.

 

Acelera tu lectura activa: Método SQ3R

El método SQ3R toma su nombre de las siglas del inglés (Survey, Question, Read, Recite, Review) y es un método excelente para mejorar las habilidades de estudio con la lectura. Se basa en captar y comprender en lugar de leer y repetir mecánicamente. Cuando aprendemos algo nuevo es importante relacionar los nuevos conocimientos con los que ya tenemos, asociando ideas.

Inspeccionar: acercamiento al texto

Antes de leer el capítulo de un libro explóralo para hacerte una idea global de lo que se va a estudiar. Para hacer esto:

    • Fijate en el título, encabezados, y subtítulos del capítulo.
    • Presta atención a la estructura, el orden de los títulos y subtítulos, lo que está junto.
    • Lee la informacion de cuadros, diagramas, gráficos o mapas
    • Ten en cuenta las notas, apuntes, recomendaciones... del autor y del profesor.
    • Lee la introducción y las conclusiones, si las hay
    • Lee los resúmenes que haya al principio o al final del capítulo.

Preguntar: generar interés

Este punto te obliga a pensar, ordenar los conocimientos que ya tienes y plantearte preguntas sobre lo que vas a leer. Para ello rápidamente:

    • Anota todas las preguntas que se te ocurran sobre cada Título, títulos, y/o subtítulos.
    • Intenta recordar los comentarios del profesor sobre cada apartado
    • Echa a volar la imaginación durante unos segundos si no se te ocurre nada. Cuanto mejores sean las preguntas más interés tendrás en encontrar las respuestas y tu lectura será más eficiente.

Lectura activa

Llega el momento de la lectura activa, analizando el texto y tratando de responder a las preguntas que te has hecho en el punto anterior.

    • Piensa en lo que estás leyendo. No dejes que tu mente esté en otra parte.
    • Trata de responder a las preguntas que te hiciste. Hazte nuevas preguntas.
    • Entenderás lo que estás leyendo si eres capaz de relacionarlo con otros temas o materias.
    • Presta especial atención a todo con lo que el autor intente llamar tu atención (itálica, subrayados, gráficos, recuadros...). Analízalos lenta y cuidadosamente.
    • Párate y relee aquellas partes que no te queden claras. Toma notas al margen.
    • No pases por palabras que no entiendes. Búscalas en un diccionario antes de continuar.

Recitar

Según algunos estudios, necesitarás tres o cuatro lecturas para poder dominar el contenido del texto. Pero repetir por repetir es tontería, así que hazlo de forma consciente y activa.

    • Durante la lectura, párate despues de una sección y comprueba que has comprendido las partes más importantes.
    • Cada vez que ves un nuevo titular, para, y vuelve a repasar todo lo importante de la sección que acabas de terminar.
    • Haz esto para cada sub-capítulo, y cuando llegas a un nuevo capítulo, hazlo dos veces

Repasar

Una vez que el tema de estudio se domina hay que repasar. Debe evitarse a toda costa repasar solo antes de los exámenes.

Generalmente se tiende a olvidar un porcentaje importante muy rápidamente. Una forma de evitarlo es el triple repaso: inmediato intermedio y final (antes de los exámenes)

Habilidades

Programa Habilítate

Ultimate Browsers Support

La felicidad y el éxito en la vida dependen de la forma de enfrentarte a ella, y a todas las situaciones actuales y futuras que se te presenten. 

Leer más...

MBAkids

Great Docs and Support

Empezar a conocer los conceptos del mundo de los negocios y de la empresa les aportaráa los niños no sólo una mejor preparación...

Leer más...

En Carrera

Native RTL Support

Acompañamos a los alumnos de últimos cursos en la elección de carrera, aportándoles información, salidas profesionales...

Leer más...

Go to top