Google+
Menú

Estrategia

"La planificación a largo plazo no es pensar en las decisiones futuras,

sino en el futuro de las decisiones presentes." Peter Drucker

 

“No hay nada peor que hacer bien las cosas equivocadas”

Estrategia

La estrategia consiste en saber lo que queremos en el futuro y definir los pasos necesarios para conseguirlo.

¿Qué es lo que quiero conseguir?

¿Qué hago para conseguirlo?

Si una empresa quiere tener éxito las únicas 2 cosas que debe hacer son:

hacer las cosas correctas y

hacerlas correctamente.

De la primera parte es de la que se encarga la estrategia.

El concepto de estrategia no sólo es aplicable a la empresa, sino a cualquier situación que obligue a perseguir un objetivo. Aprobar tus exámenes, ir de viaje, comprar un televisor, ganar en un juego, ponerse en forma, estar a dieta, conocer a una persona, tener una mascota, etc., etc.

La estrategia es básica tanto en el mundo empresarial como en la vida de cada persona. Dominar los conceptos de estrategia te llevarán a planificar mejor cualquier tarea u objetivo que te plantees, analizar las diferentes situaciones, preparar las herramientas necesarias para caso, reducir los riesgos y errores, ... , y en último caso a diseñar tu propio camino para llegar al éxito, sea cuál sea su significado para ti.

La finalidad del proceso de reflexión estratégica es mejorar la posición competitiva de la empresa. Y para que eso ocurra, es necesario que la empresa tenga:

una ventaja competitiva: algo clave que la diferencie del resto

y además sostenible, que se mantenga en el tiempo

Pasos a seguir.

  1. ¿Dónde estamos? Conocer la situación actual
  2. ¿Qué podemos hacer? Estudiar las distintas opciones que tenemos
  3. ¿A dónde queremos ir? Definir los objetivos
  4. ¿Cómo lo logramos? Elegir una de las opciones

¿Dónde estamos?

En muchas ocasiones se intercambian los pasos 2 y 3. El objetivo está muy definido y sólo hay que estudiar las diferentes opciones para alcanzarlo. Sin embargo, aún en estos casos en que el objetivo está marcado de antemano, es mejor analizar las opciones que tenemos primero pues nos da un mayor margen para actuar y suelen alcanzarse objetivos mucho más ambiciosos. Cuando se diseña una estrategia siempre hay un objetivo más o menos definido (mejorar las ventas, reducir los gastos, ampliar la gama de productos, internacionalizarse, ...), pero suele ser global. Creando primero las opciones seremos capaces de encontrar objetivos mayores, que de la otra manera nunca nos hubiéramos planteado. Por ejemplo, podemos tener como objetivo tener una vida sana. Si partimos de que hacer deporte es la única opción, sólo nos plantearemos cómo entrar en un equipo de futbol o cuando salir o correr. Pero existen muchas otras opciones que podríamos seguir, como tener una dieta equilibrada, comprar sólo productos ecológicos, etc.

Este punto es fundamental para diseñar nuestra estrategia. Un análisis real y sincero de nuestra situación nos marcará el punto de partida. Las empresas, como las personas, se suelen engañar a sí mismas sobre su situación real, por lo que les es imposible llegar a los objetivos marcados pues parten de una situación irreal. El primer paso es el conocimiento de la empresa tanto interno como externo.

Para ayudar a hacer este análisis exhaustivo existen diferentes herramientas: matriz DAFO, matriz BSG, 5 fuerzas de Porter, Ciclo de Vida o la Matriz de Ansoff., que puedes aprender pinchando los enlaces.

¿Qué podemos hacer?

Una vez que conocemos lo que hacemos bien y mal, nuestras virtudes y defectos, dónde hay o no negocio, debemos plantearnos qué podemos hacer para utilizar toda esa información en el bien de la empresa.

Esta etapa es creatividad pura, imaginación, en la que toda respuesta es válida, sin importar la viabilidad de la idea. Una idea de locos puede llevar a la mejor y más ambiciosa opción.

¿A donde queremos ir?

Ya tenemos tanto el análisis del paso 1, como las diferentes posibilidades del paso 2. Toca mezclarlas, analizar las opciones con los análisis y encontrar y definir el objetivo.

Es muy importante que el objetivo quede claro a todo el mundo, que ya no sea global sino que más específico, ya que sobre él se diseñará el plan de actuación. Un objetivo difuso llevará a las diferentes partes de la empresa a interpretarlo de manera distinta y a trabajar en objetivos diferentes.

¿Cómo lo logramos?

Es decir, hacer el plan estratégico. Llegó la hora ponerse manos a la obra, de definir qué es lo que realmente vamos a hacer, el día a día, para conseguir llegar al objetivo marcado, qué coste tendrá, quién supervisará, qué personas se encargarán de cada tarea, qué tiempo tendrán para hacerla, qué herramientas necesitarán, qué compras harán falta, qué ayuda externa, qué problemas pueden aparecer por el camino, cómo solucionarlos, ...

Formular una estrategia, y luego llevarla a cabo, es un proceso dinámico y continuo, que requiere de mucha evaluación y constantes ajustes.

 

Conocimientos

Programa Habilítate

Ultimate Browsers Support

La felicidad y el éxito en la vida dependen de la forma de enfrentarte a ella, y a todas las situaciones actuales y futuras que se te presenten. 

Leer más...

MBAkids

Great Docs and Support

Empezar a conocer los conceptos del mundo de los negocios y de la empresa les aportaráa los niños no sólo una mejor preparación...

Leer más...

En Carrera

Native RTL Support

Acompañamos a los alumnos de últimos cursos en la elección de carrera, aportándoles información, salidas profesionales...

Leer más...

Go to top