Google+
Menú

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.
18
Dic

Ya llegan las notas... ¿Ha suspendido tu hijo?

Publicado en en Uncategorized
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Uno de estos días llegarán las notas del primer cuatrimestre de nuestros hijos, y con ellos más de un mal trago en muchas casas. Nos da miedo este momento porque sabemos, aunque nos engañemos cada evaluación, que se va a repetir la historia de siempre. Sólo nos queda comprobar cuánto "de mala" será esta vez: ¿uno?, ¿dos?,...

 

Los resultados son el indicativo de la evolución de los niños en la parte académica del colegio. No los simplifiquemos a "éxito" o "fracaso". Estos "apellidos" sólo se pueden aplicar cuando hemos definido bien el objetivo. Y, aún así, más real sería nombrarlo como alcanzado o no alcanzado.

Debemos pensar que esta etapa de la vida de nuestros hijos es de preparación para su futuro. No se trata de sacar todo sobresalientes, sino de conseguir una base tanto de conocimientos como de hábitos y habilidades que les permitan enfrentarse al resto de su vida con la suficiente fortaleza como para conseguir lo que se propongan y ser felices.

No estoy diciendo que saltemos de alegría con unas notas con 5 suspensos, porque está claro que algo está fallando. Lo que tenemos que hacer es interpretarlas y ser capaces de encontrar el motivo, la razón, la causa última de esos resultados académicos, que suele estar ligada a algo más que a falta de estudio. Junto a tu hijo, analiza la situación y busca una solución.

Algunos consejos antes de los gritos, grandes castigos o el "¡no serás nada en la vida!", que posiblemente aporten un camino a la solución:

  • Mantener la calma. De nada valen los gritos "de siempre" porque ya están acostumbrados y se conocen el guión. Controlarse y esperar a un momento de calma para poder hablar de forma tranquila.
  • Comunicación entre padres e hijos, sinceridad y aceptación de lo que ha pasado para poder buscar las causas y las soluciones.
  • Responsabilidad por parte de los niños. Ellos saben perfectamente cuál es su "obligación", y el aprobado debe ser el mínimo exigido.
  • Responsabilidad por parte de los padres. Ellos son los adultos y los que deben detenerse y buscar soluciones reales y a largo plazo. En un suspenso habitualmente no sólo falla el hijo.
  • Ofrecer tu ayuda. Pero una ayuda real, presencial y continuada. Diseñar juntos un plan de estudio. Enséñale a organizar los deberes, a cómo enfocarlos y sacarles el mayor partido. Enséñale a estudiar, a hacer esquemas, a hacerse preguntas,...
  • Buscar ayuda externa. No debemos cerrarnos en nosotros mismos cuando una situación se repite de forma continua. Si no tienes la respuesta, pregunta fuera. No es una humillación, sino una actitud madura de afrontar la realidad. Sus profesores pueden ser un buen punto de partida.
  • Técnicas de estudio, de gestión del tiempo, de concentración,... Muchas veces es simplemente una mala organización lo que lleva a los niños a no aprovechar sus largas horas frente a los libros.
  • Por último, piensa si son otros aspectos de su vida, o de la vuestra, los que le conducen al suspenso. Aumenta su responsabilidad en casa, su creatividad y su participación en la vida familiar. Encontrar su motivación, o incluso su vocación profesional, les permitirá empezar a ser conscientes de las necesidades académicas.

No debemos olvidar que los suspensos deben tener unas consecuencias. No es castigar por castigar, sino que el estudio es una de sus responsabilidades actuales, y no asumirla conlleva una "perdida" por su parte.

Hace tiempo leí una lista de perfiles de niños "suspendedores", que voy a intentar resumir para que penséis a qué tipo pertenece vuestro hijo, y así poder enfocar mejor la búsqueda de soluciones.

  • El "me tienen manía". La culpa nunca es suya. Te dirá que ha hecho todo lo posible pero que los profesores la tienen tomada con él/ella. No es consciente de la realidad, ni está dispuesto a asumir su responsabilidad.
  • El "llorón". Va dando lástima por las esquinas, quejándose de la vida, diciendo cosas del tipo "no valgo para nada", "soy un fracasado", ... hasta que los padres acaban consolándole. Su autoestima es baja, o simplemente le ha funcionado el llanto durante su vida.
  • El "chulito". Este presume de suspender porque quiere. Está convencido de recuperarlas cuando le plazca. No entiende el revuelo y la preocupación de los padres. No tiene actitud ni es consciente del esfuerzo requerido.
  • El "realista". Este perfil es raro pues asume su falta de estudio. Ellos solos son capaces de enfrentarse al nuevo trimestre con otra actitud.
Calificar el artículo:
0
URL de las referencias para esta entrada

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Viernes, 30 Octubre 2020

Síguenos en...

  • Facebook
  • Googleplus
  • Linkedin
  • Twitter

CE-logo2-450

 IEN-logo

Tweets @EducacionIntegr

Programa Habilítate

Ultimate Browsers Support

La felicidad y el éxito en la vida dependen de la forma de enfrentarte a ella, y a todas las situaciones actuales y futuras que se te presenten. 

Leer más...

MBAkids

Great Docs and Support

Empezar a conocer los conceptos del mundo de los negocios y de la empresa les aportaráa los niños no sólo una mejor preparación...

Leer más...

En Carrera

Native RTL Support

Acompañamos a los alumnos de últimos cursos en la elección de carrera, aportándoles información, salidas profesionales...

Leer más...

Go to top