¿Qué es lo que queremos para nuestros hijos? Por encima de todo lo demás, todos los padres desean que sus hijos sean felices, sin lugar a dudas. La buena noticia es que está demostrado que la felicidad es un comportamiento aprendido, un músculo que los niños pueden desarrollar. Los padres debemos ayudarles desde pequeños inculcándoles la alegría.

Aquí os dejamos un video con multitud de actitudes que se pueden enseñar a un niño, con las que se acercará a la felicidad. Recordemos que la felicidad es propia de cada uno, pero seguro que en esta larga lista todos encontramos más de una que nos hace felices.