Google+
Menú

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.
26
May

Cómo ayudar a los adolescentes con el estrés

Publicado en en Blog
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Cuando hablamos de estrés nuestra mente se dirige inmediatamente hacia los adultos, pero adolescencia es una etapa cargada de situaciones y experiencias que provoca en los jóvenes una gran cantidad de tensión y ansiedad.

El estrés se produce cuando percibimos una situación como peligrosa, difícil o dolorosa. Dado que los adolescentes no suelen contar con los recursos suficientes para afrontar muchas de sus vivencias diarias, se ven "atacados" por un estrés continuo.

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles ocurren cambios en nuestros cuerpos y mentes para prepararnos para responder al peligro que percibimos. Esta respuesta de "lucha, huida o congelación" incluye la aceleración del corazón y la frecuencia respiratoria, el aumento de la sangre en los músculos de brazos y piernas, manos frías o sudorosas, malestar estomacal y sensación de temor.

Entre la fuentes de estrés en la adolescencia podemos destacar:

  • Exigencias escolares y frustraciones
  • Expectativas demasiado elevadas de los padres
  • Presión por parte de los padres, amigos y la propia Sociedad
  • Realización de múltiples actividades
  • Problemas con amigos y/o compañeros en el colegio
  • Relaciones sociales
  • Baja autoestima
  • Falta de sueño
  • Pensamientos y sentimientos negativos
  • Cambios en sus cuerpos
  • Problemas familiares

Probablemente los adolescentes no sepan qué les está ocurriendo, por lo que es importante que los padres estén atentos a ciertas señales en sus hijos:

  • Agotamiento
  • Excesiva auto-crítica
  • Irritabilidad y negatividad
  • Ataques de rabia
  • Enfados continuos
  • Insomnio
  • Dificultad respiratoria
  • Baja autoestima
  • Tendencia a correr mayores riesgos

Algunos adolescentes se sobrecargan de estrés. Cuando esto ocurre y no se maneja de una forma adecuada puede conducir a la ansiedad, agresividad, negatividad, pánico, retraimiento, enfermedades físicas,... Incluso a caer en malas tentaciones, como el alcohol o las drogas.

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles ocurren cambios automáticos en nuestros cuerpos y mentes para prepararnos para responder al peligro que percibimos. Esta respuesta de "lucha, huida o congelación" incluye la aceleración del corazón y la frecuencia respiratoria, el aumento de la sangre en los músculos de brazos y piernas, manos frías o sudorosas, malestar estomacal y sensación de temor.

El mismo mecanismo que activa la respuesta al estrés puede apagarlo. Tan pronto como decidimos que una situación ya no es peligrosa, se dispara el mecanismo para la relajación y la calma. Los adolescentes que desarrollan una "respuesta de relajación" y otras habilidades de manejo del estrés se sienten menos indefensos y tienen más opciones de responder al estrés.

Los padres pueden ayudar a sus hijos adolescentes en las siguientes maneras:

  • Vigilar si el estrés está afectando a la salud, comportamiento, pensamientos o sentimientos de sus hijos adolescentes
  • Escucharles con atención a los adolescentes y estar pendientes de una sobrecarga
  • Aprender habilidades de gestión de estrés
  • Ser su modelo en la gestión de situaciones difíciles
  • Buscar actividades familiares de ocio o deporte

Los adolescentes pueden disminuir el estrés con los siguientes comportamientos y técnicas:

  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Evitar el exceso de cafeína que puede aumentar los sentimientos de ansiedad y agitación
  • Evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas
  • Mindfulness
  • Aprender ejercicios de relajación (respiración abdominal y técnicas de relajación muscular)
  • La meditación es una buena técnica para tranquilizar la mente
  • Desarrollar habilidades para el control de emociones
  • Ensayar y practicar situaciones que les causan estrés. Por ejemplo, hablar en público.
  • Aprender Gestión del tiempo
  • Aumentar su autoestima
  • Tomarse un descanso en situaciones de estrés. Escuchar música, hablar con un amigo, dibujar, escribir, o pasar tiempo con una mascota puede reducir el estrés
  • Construir una red de amigos que se ayuden a enfrentarse a diferentes situaciones de manera positiva

Mediante el uso de estas u otras técnicas, los adolescentes pueden empezar a manejar el estrés, una habilidad que les será de gran utilidad no sólo para esta etapa, sino para el resto de sus vidas.

b2ap3_thumbnail_adolescencia-meditacion.jpg

Calificar el artículo:
0
URL de las referencias para esta entrada

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Martes, 18 Diciembre 2018

Síguenos en...

  • Facebook
  • Googleplus
  • Linkedin
  • Twitter

CE-logo2-450

 IEN-logo

Tweets @EducacionIntegr

Programa Habilítate

Ultimate Browsers Support

La felicidad y el éxito en la vida dependen de la forma de enfrentarte a ella, y a todas las situaciones actuales y futuras que se te presenten. 

Leer más...

MBAkids

Great Docs and Support

Empezar a conocer los conceptos del mundo de los negocios y de la empresa les aportaráa los niños no sólo una mejor preparación...

Leer más...

En Carrera

Native RTL Support

Acompañamos a los alumnos de últimos cursos en la elección de carrera, aportándoles información, salidas profesionales...

Leer más...

Go to top